domingo, 17 de agosto de 2008



El nombre de nuestra ciudad sin nombre

Esta ciudad es muchas ciudades juntas. Es un cúmulo de islas sin nombre común. Carece de nombre propio y, por lo tanto, de identidad. Por eso sus pobladores sufrimos el caos. Distrito Federal no es nombre de ciudad, así como no hay persona que se llame Ciudadano o Habitante. Pocos países nombran a su capital con una designación tan fría, que sólo se refiere a la función política que desempeña: ser el asiento de los poderes de la federación; pero a cambio le otorgan también un nombre propio: Buenos Aires, Caracas, o incluso Brasilia (imagen feminizada del país, muy de acuerdo con su personalidad). Ciudad de México es un apelativo tan absurdo como lo sería llamar a París Ciudad de Francia, una urbe no es el país entero. Aunque el nombre oficial de nuestra nación sea Estados Unidos Mexicanos, nadie en su sano juicio le llama así (excepto la ley, que como todos sabemos no tiene juicio), sino: México; nuestra nacionalidad se denomina: mexicana. Esta ciudad carece de nombre propio y no comprende que ella misma es distinta al país. Por eso los problemas de identidad, la esquizofrenia.

Doctor Simulacro

3 comentarios:

El Gemelo Malvado dijo...

México DF...
Creo que ha llegado el momento de que, argentinamente, reclame cierta propiedad sobre el monstruo.

DF

andrés acosta dijo...

De este monstruo participamos mucha gente ya. Me gustaría, mexicanamente, reclamar un pedacito de Buenos Aires, al menos una esquina con buen café, asado y libros.

un abrazo

carlosjoseperezsamano dijo...

...y no comprende que ella misma es distinta al país.

Ajá, tienes toda la razón. Yo, chilango de nacimiento, toluco por costumbre y norteño de corazón sigo sin comprender esa manía de los defeños de sentirse el ombligo del mundo.

y de nombre...tal vez pueda aplicar lo que para algunos todavía es, la Gran Tenochtitlán.